El número final completo de Ediciones Moulinsart, y adiós muy buenas.

Ahora que la inefable serie Cuéntame se adentra en las procelosas aguas de los ochenta, y su star  Arias ha presentado las campanadas de Nochevieja en un sospechoso estado de locuacidad, tú que eres joven, aunque no tan famoso,  también puedes revivir aquellos trepidantes episodios de La Movida, sin tener que consagrarte al folklore colombiano.

Ediciones Moulinsart. Número final. Editorial

Así es. En nuestro afán por hacer más llevadera la crisis a los españolitos, volvemos a hacer disponible un número completo  en riguroso modo baidefeis. Completa tu colección con nuestra última entrega y comprueba con esos ojitos cómo nos las dábamos de modernos publicando artículos sobre Birthday Party, Siouxsie & The Banshees, The Feelies o The Cure. Chicas ligeras de ropa dibujadas por el gran Victor Coyote y loas a Los Elegantes, amen de nuestras tradicionales impertinencias en formato de noticias cortas, críticas de discos y conciertos y artículos filosóficos fruto de nuestras mentes juveniles, perjudicadas por las hormonas y el alcohol que servía el Rockola. Pincha en el enlace y consigue el fanzine completo en pdf, ¡respetando fielmente nuestro clásico formato de fotocopias ligeramente torcidas!

Ediciones Moulinsart Número final

PS … y esto ha sido todo.  Gracias a los muchos o pocos que hayáis seguido el blog. Después de treinta años ha sido muy divertido desempolvar aquellas fotocopias y rememorar los días y las noches del 82. Esperamos que os haya entretenido algún rato y que los estudiosos de La Movida lo puedan utilizar para subir nota en sus tesis doctorales. Puede que publiquemos algún post más a medida que vayamos encontrando más memorabilia ochentera en cajas de mudanza sin abrir. No olvidéis supervitaminaros y mineralizaros.

Las Pin Ups de Victor Coyote en Ediciones Moulinsart

Frito teníamos al bueno de Victor con nuestras solicitudes, y para el número final nos cedió estas tremendas ilustraciones.

Adorábamos , como no puede ser de otra forma, la estética cincuentera y las voluptuosas pin ups de Alberto Vargas, que además había hecho la portada del Candy O de The Cars. Nuestros modestos medios o nos permitían fusilar felizmente, como era nuestra costumbre, aquellos fabulosos pibones a todo color, y por eso las enérgicas señoritas de tinta china del Maestro Abundancia nos venían al pelo. Chicas duras, auténticas y tirando a putas, en unas preciosas ilustraciones cuyos originales devolvimos religiosamente al autor.

Ya podíamos jubilarnos tranquilos. Nuestro sueño de exhibir tetas en las páginas de Ediciones Moulinsart se había convertido en realidad!!

Cordero contra pajaritos

Mientras sacamos punta al lápiz, unas disquisiciones de garrafón sobre la condición del blogger.

Cuando en 1982 publicábamos el fanzine, la suma de las tiradas de todos los números, aun con un redondeo generoso, era muy inferior al presunto número de visitas de este blog semidesértico. Sin embargo, apuesto cordero contra pajaritos a que en la época teníamos más lectores, entendiendo por lector una persona que, expuesta a la letra escrita, va y se la lee. Viene esto a cuento porque la mayoría de los que practican este moderno pasatiempo de las bitácoras son más o menos adictos a las estadísticas que tan puntualmente pueden obtenerse en internet. Piensa el blogger que visitante es igual a lector, sin acordarse de sus propios hábitos como internauta. En la práctica, muchos de los que por aquí pasan lo hacen por puro accidente o en vuelo rasante, pero claro, a uno le gusta pensar que se demoran en la atenta lectura de sus delirios, es cosa humana al fin y al cabo.

Cuando se profundiza mínimamente en las herramientas que wordpress, por ejemplo, pone a disposición del plumilla frustrado, se hace patente como muchos de los despistados que pasan por aquí venían buscando cosas muy diferentes. En nuestro caso, la palabra más buscada y por lo tanto la mayor generadora de tráfico es, tachán, Clio Goldsmith. Es más, su sola inclusión en estos párrafos, carentes del más mínimo interés, catapultarán este post al top de nuestro inane ranking, haciendo buena una vez más la célebre teoría que compara la capacidad tractora de tetas y carretas.

Las necrológicas dan también bastante juego, y así las inesperadas desapariciones de Bernardo Bonezzi y Gonzalo Garrido también han dado lugar a más visitas de las que se esperaban, al menos en estos casos se trata de personajes relevantes para nuestra particular guerra. Uno que recibe bastantes búsquedas es Pedro Munster, y también términos como Rockola, Alaska, Radio Futura, Victor Coyote, Los Nikis… en fin los más obvios.

Capítulo aparte merecen las búsquedas pintorescas que, por el motivo que fuera, terminan en casa de uno. Se encuentran conceptos apasionantes como “actuaron hoy en al fondo hay sitio“, “letras de mucisas q nadien haigan cantando” (sic), “corte de cabello sychobilly“, “imágenes tristes para pin“, “ana curra tetas” (!), “división de la huerta“, “reflexiones bonitas y cortas“, “tortilla editorial” (?), “pasando chicle a otra boca” (!!!) y mi favorita, y que me llena de esperanza, “calentonas de 30 años“.

Me gusta imaginar el breve gesto de  decepción que habrá surcado el careto de estos avezados exploradores de la red antes de abandonar para siempre nuestro pequeño pisito. Son los misterios de los buscadores, ciencia muy en boga y que se define con el palabro internetil SEO-SEM, como sabe todo el mundo. Lo que toca.

Los Coyotes en Ediciones Moulinsart

El díptico central del monográfico de Grabaciones Accidentales se lo quedaron Los Coyotes de Victor Aparicio.

Ya hemos comentado en algún otro post que en Moulinsart éramos fans de Los Coyotes, y además buenos amigos. Victor nos cedió unas bonitas ilustraciones para el número de Abril (y otras estupendas que aparecerán en el de Octubre) y nunca le estaremos lo bastante agradecidos. Para ilustrar este artículo utilizamos las correspondientes a su hit Extraño Corte de Pelo (la imagen es clicable)

Lo que hacía singulares a Los Coyotes era su apertura de miras. El rocker era a menudo el facha de la música, el cerril y retrógrado que no veía más allá del tupé, y estos tipos eran todo lo contrario. Naturalmente, esto no les ayudaba en exceso, su propuesta era complicada de entender comparada con la de grupos de puro revival, pero eso no parecía preocuparles lo más mínimo. De hecho la carrera del grupo y la posterior de Victor en solitario se han caracterizado por una completa libertad de actuación, la propia de los gallegos en las escaleras, ya se sabe. Para más datos recomiendo esta biografía estupenda de lafonoteca.net

Este video, La Estación del Amor, es especialmente brillante (y bastante shocking a ratos, la verdad) y se incluía en su álbum Las Calientes Noches del Barrio, 1987, cuando ya se habían apeado de la furia latina para flirtear con la electrónica. Impresionante estilismo en línea no-intente-esto-en-casa, y algunos cameos como el de la preciosa Virginia Díez de Malevaje.

El número completo de Abril de1982, rigurosamente baidefeis

He aquí una nueva oportunidad de ahorrarte diez duros más los intereses de demora desde el 82, escapando además a la mirada ávida y algo congestionada de Luis de Windows.

En una nueva exhibición de generosidad magnánima, el holding Moulinsart hace disponible, sólo durante los próximos treinta años, el número completo de Abril de 1982, ahora sin necesidad de retratarse. Alivia esas neuronas que aún conservas rememorando, desde la comodidad de tu hogar, los gloriosos episodios de La Movida y tírate luego el pisto en Facebook o similares con autoridad propia de experto: ¡¡Tú estabas allí!!

Sólo necesitas un movimiento imperceptible de tus dátiles para pinchar aquí y obtener, en el formato original de fotocopias-no-demasiado-rectas,  el pdf con las 28 páginas incluyendo la entrevista con Alaska y los Pegamoides, las desventuras de los Zombies, las ilustraciones de Victor Coyote, el debut de Siniestro Total o los artículos sobre capos de la modernidad como Japan,  Bryan FerryPete Shelley de los Buzzcocks, Kraftwerk o The Pop Group, tremendo y visionario grupo que supera incluso los rigurosos controles de calidad del gran Alejo Alberdi, casi ná.

Y si aún no tienes los números anteriores, píllate aquí el de Febrero y, yo aún diría más,  aquí el de Marzo !!!!!!!!

Ilustraciones originales de Victor Coyote: mods, rockers y otras especies

Sé Rocker, no gilipoyas. Pero cuidado con el Romántico.El gallego multidisciplinar por excelencia nos cedió tres bonitas ilustraciones para el número de Abril, escenas de  tribus urbanas con bastante coña, en las que hacía gala de su buena y variada técnica (las imágenes son clicables). 

Victor Coyote no era un rocker al uso, eso es seguro. Ilustrador, pintor, cantante y performer, en aquella época  sus Coyotes pisaban terrenos próximos al psychobilly en temas como Extraño Corte de Pelo o La Estación Fantasma. Más adelante vendrían sus himnos latinos visionarios y sus experimentos variados. Al tipo no se le puede acusar de inmovilista, desde entonces no ha parado de hacer cosas, y lo que le queda…

El no es un mal chico

Hoy no es tu día. Los Rockers no son buenos, los Hell Angels tampoco.

Particularmente me gusta mucho una  serie de video-singles que subió a Youtube hace algún tiempo.

Este es mi favorito: Profesor Punk.

Abril de 1982

… bueno pues ya casi nos hemos puesto al día. Hoy empezamos con los contenidos del tercer número del fanzine, Abril de 1982. La verdad es que el esfuerzo de publicar mensualmente no era moco de pavo, pero lo íbamos consiguiendo, y además con un modesto éxito de ventas.

Después de haber agotado el primer número y las dos tiradas del segundo, ya nos veíamos como una especie de New York Times de andar por casa, de modo que pisamos el acelerador y publicamos una tercera entrega. Ya lo decíamos en el editorial: “…puede que no seamos los más leídos, pero sin duda somos los más pesados de todos”  y, como puede comprobarse, la tendencia permanece inalterable tres décadas más tarde…

Como no éramos el único fanzine en circulación, y para diferenciarnos de la competencia , en Abril nos tiramos el rollo y ampliamos a 32 páginas (los números anteriores tenían 24) manteniendo el precio de 50 pesetas. Además de más trabajo de redacción suponía un problema para doblar y grapar los ocho dípticos, pero eso era lo de menos.

Felizmente venidos arriba, para la portada utilizamos un alzado de la Unidad de Habitación de Marsella de Le Corbusier,  una cosa un tanto “arty-farty” , más que nada porque era un dibujo a línea, óptimo para la fotocopiadora. El único que acusó recibo fue Sigfrido Martín Begué, todo un dandy y habitual del Rockola,  que por aquel entonces estudiaba arquitectura y que desarrolló luego una brillante carrera también como pintor.

Y como empezábamos a disfrutar de cierta credibilidad, ya conseguíamos alguna entrevista de peso, y en Abril tuvimos oportunidad de hablar con Alaska y los Pegamoides y con los Zombies, que acababan de partir las peras. También hicimos una primera colaboración con Victor Coyote como ilustrador… pero ya lo iremos viendo todo.

Y para dar un poco de cera en las noticias cortas tomamos prestada una página de Tintin en el Tibet a la que Javier Carrascal, improvisado calígrafo para la ocasión, cambió hábilmente los textos para ofrecer las últimas novedades y repartir un poco de odio africano (clica en la imagen para agrandarla).