El número completo de Verano 1982, por la patilla

En este verano repleto de buenas noticias, una vez más desafiamos a Windows & Montoro, los DJs de moda,  con un nuevo óbolo editorial. Ahórrate 50 de las futuras pesetas con un discreto clic y rememora a la sombra de un ciruelo el trepidante estío de 1982, cuando Naranjito imponía su despiadada ley.

Después de este post tomaremos unas merecidas vacaciones blogueras hasta septiembre. Se supone que casi todo el mundo tiene un blog, cosa ésta muy discutible, así que ya sabréis lo laborioso que es mantener el ritmo de dos post semanales que nos hemos impuesto, a nuestra edad provecta. Para mantener el suspense y acabar en una buena nota, aquí va, en formato pdf y respetando fielmente nuestro legendario formato de fotocopias ligeramente torcidas, el número completo de Ediciones Moulinsart publicado el verano de 1982.

Disfruta de las entrevistas con Radio Futura y los jazzetas de Defunkt, culturízate con el artículo sobre The Associates, típica flor de un día de la época, aprende sobre Scritti Politti, Stiff Little Fingers o The  Records

… o descubre la pericia como relatista de Sabino Méndez ,  e incluso inocúlate, totalmente baidefeis, unas dosis de odio africano desde nuestra sección de noticias breves, titulada en esta ocasión “Il conforto del più completo automatismo“, como no podía ser de otra forma.

Y si, en un gesto de evidente desprecio hacia los bosques del planeta, has optado por imprimirlo, reutiliza las hojas para envolver el bocadillo, o practica el noble arte de la papiroflexia!

Rockers Vampiros en Ediciones Moulinsart, por cortesía de Sabino Méndez

En su estapa intocable, el gran Sabino Méndez colaboró con el fanzine y nos permitió publicar un relato corto con sus correspondientes ilustraciones.

A nadie se le escapa que el éxito de Loquillo se cimentó en su colaboración con Sabino Méndez y en las grandes canciones de épica rocker con pan tumaca que vieron la luz en aquellos años. La de Loquillo es una carrera ya muy larga en la que hay de todo, pero el impacto de Rockandroll Star, Cadillac Solitario, Esto no es Hawaii y compañía fue tan grande que le convirtió en personaje casi mítico de la escena estatal. Otra cosa es que con el tiempo se haya dedicado a musicar poetas, platicar con intelectuales para anunciar bancos y otras atroces ofensas al buen gusto. Mientras no vaya por ahí repartiendo pan de molde con Punset seguiremos respetándole y recordando con placer el impacto de su primer disco, y sus energéticos primeros directos en Madrid, cuando algunos rockers puristas de la meseta le esperaban a la salida para cascarle.

Pero volvamos a Sabino. De alguna forma contactamos con él y le liamos para que nos cediera el relato con sus estupendas ilustraciones de línea clara.  Recomendamos encarecidamente que cliquéis en las imágenes para leer el cuento, una pequeña delicatessen de serie B que ahora desempolvamos.

Ha llovido bastante y el rocker es ahora un tipo distinguidísimo con aspecto británico, que aparece en los medios con cierta frecuencia por su implicación en cierta Sociedad de Gestión que no osaré nombrar para evitar que esto se llene de trolls descerebrados. Gracias Sabino, nos encantó publicar El Vampiro entre nosotros. ¡Esperamos que en algún momento de debilidad sucumbas a teclear  tu nombre en Google y acabes viendo esto!