El número final completo de Ediciones Moulinsart, y adiós muy buenas.

Ahora que la inefable serie Cuéntame se adentra en las procelosas aguas de los ochenta, y su star  Arias ha presentado las campanadas de Nochevieja en un sospechoso estado de locuacidad, tú que eres joven, aunque no tan famoso,  también puedes revivir aquellos trepidantes episodios de La Movida, sin tener que consagrarte al folklore colombiano.

Ediciones Moulinsart. Número final. Editorial

Así es. En nuestro afán por hacer más llevadera la crisis a los españolitos, volvemos a hacer disponible un número completo  en riguroso modo baidefeis. Completa tu colección con nuestra última entrega y comprueba con esos ojitos cómo nos las dábamos de modernos publicando artículos sobre Birthday Party, Siouxsie & The Banshees, The Feelies o The Cure. Chicas ligeras de ropa dibujadas por el gran Victor Coyote y loas a Los Elegantes, amen de nuestras tradicionales impertinencias en formato de noticias cortas, críticas de discos y conciertos y artículos filosóficos fruto de nuestras mentes juveniles, perjudicadas por las hormonas y el alcohol que servía el Rockola. Pincha en el enlace y consigue el fanzine completo en pdf, ¡respetando fielmente nuestro clásico formato de fotocopias ligeramente torcidas!

Ediciones Moulinsart Número final

PS … y esto ha sido todo.  Gracias a los muchos o pocos que hayáis seguido el blog. Después de treinta años ha sido muy divertido desempolvar aquellas fotocopias y rememorar los días y las noches del 82. Esperamos que os haya entretenido algún rato y que los estudiosos de La Movida lo puedan utilizar para subir nota en sus tesis doctorales. Puede que publiquemos algún post más a medida que vayamos encontrando más memorabilia ochentera en cajas de mudanza sin abrir. No olvidéis supervitaminaros y mineralizaros.

Anuncios

Glutamato Ye-Yé en Ediciones Moulinsart

Generalmente ausentes del top habitual de la Movida, Glutamato Ye-Yé protagonizaron sin embargo algunos de sus momentos más memorables.

Un poco como les pasa a los Kinks en su parcela histórica, Glutamato Ye-Yé son a menudo obviados por los gurús de guardia cuando se refieren a la música española de los 80, o al menos no les citan junto a los Pegamoides, Nacha Pop, Secretos, Radio Futura y otros sospechosos habituales. Y ello a pesar de su peso específico y la influencia que ejercieron sobre sus contemporáneos. Yo creo que el haber flirteado (brillantemente por cierto) con el subgénero del pop graciosete restó visibilidad a sus muchas buenas canciones. Si además tu cantante lleva bigotito hitleriano y un muslo del pollo al cuello, pues para qué más, es muy complicado que le tomen a uno en serio en esas circunstancias.

Afortunadamente, sus excelentes letras y sus canciones bien cortadas se abren paso y a estas alturas del campeonato tienen fans muy devotos. Hay grupos de feisbuc de las Hornadas Irritantes, sellos como Lemuria que apuestan por las reediciones, y chalados emergentes como el rudeboy mesetario Nacho Álvaro de Monkeysounds que se declaran fervientes adoradores.

¡Y además Glutamato Ye-Yé son del Atleti!

Radio en el Madrid de los primeros 80

Con la única excepción de Radio 3, en modo “aldea gala” desde hace ya mucho tiempo, el panorama radiofónico actual no puede ser más desertizante.

No hay cronista de la Movida que no dedique su atención al rol de la radio en aquellos agitados años y qué bien que hacen. Sin duda había muchos factores en danza, y todos tuvieron su parte de culpa, pero creo que si se suprimiera mentalmente del proceso el papel desempeñado por Onda 2 y Radio Popular, y en menor medida Radio Juventud,  la película hubiera sido completamente diferente. Y no sólo por la amplificación que hicieron del ruido que sonaba en la calle.

Una de las misiones de la radio debería ser educar la oreja del respetable. Y para eso hace falta contar con buenos prescriptores, que comuniquen bien y que gocen de libertad de movimientos. En aquellos años tuvimos la suerte de que así fuera, y disfrutamos de muchas horas semanales de radio decente. Supongo que sus respectivas emisoras eran pésimos negocios y eso les protegió temporalmente de las miradas inquisitoriales de los directivos, que ni se molestaban.  El resultado fue la forja de una generación de amantes de la música con cierto criterio, que orientados por aquella cuadrilla de micro- gurús , quedó envenenada de por vida por el bichillo del rock and roll, en sus diferentes subespecies.

Había cierta estrellitis en algunos locutores, era inevitable, y hubo quien  se montó sus bisnes como suele pasar. Pero si nos ceñimos a lo que salía por los altavoces, la propuesta era sumamente nutritiva. Un mismo locutor, Rafa Abitbol, hacía un turno de oldies a mediodía y otro de discos recién salidos del horno por la tarde, Mario Armero vaciaba su Revolver y Gonzalo Garrido reclutaba fans de Van Morrison. Manolo Fernández hacía su turno de country y Julio Ruiz alternaba últimas novedades con su amor confeso por Roxy Music… y por supuesto ya estaba Juan de Pablos, haciendo exactamente lo mismo que ahora. Y Jesús Ordovás y alguno más que me olvido fijo.  De sus propuestas y opiniones se alimentaba nuestro gusto musical y los contenidos de nuestras páginas  (imágenes clicables) . Entre todos nos enseñaron a unos cuantos, y muchos nos hemos dedicado profesionalmente a la música, algo harían bien.

Afortunadamente muchas de estas voces encontraron refugio en Radio 3 y algunas siguen en activo. Magro consuelo sin embargo para unas ondas bastante deprimentes en las que hasta la última antena rinde vasallaje al líder supremo  de la radio fórmula fusilando su receta y, eso sí, informando puntualmente de la hora en Canarias.

Y es que una sola emisora ( y mientras dure, cualquier día la tomarán al asalto ) no puede asumir el peso de atender, desbrozar  y apoyar razonablemente toda la música que hay en movimiento. Paradójicamente, ahora que es tan sencillo acceder a todos los repertorios de todas las épocas, casi han desaparecido las voces que ayudaban cada día a distinguir lo bueno.

Afirmar “Yo viví La Movida” nunca fue tan fácil (¡y barato!)

Descárgate el número 1 completo en pdf, si te parece bien, claro.

He aquí una oportunidad única para ahorrarte 50 pesetas y de paso ocupar tu tiempo de ocio de Semana Santa, en caso de que diluvie como seguramente ocurrirá. Clicando en el enlace puedes descargarte íntegro el primer número de Ediciones Moulinsart, febrero de 1982, y así estar a la última desde la comodidad de tu hogar.

¿Tu memoria empieza a flaquear? ¿Los excesos de juventud te pasan factura? Revive ahora los apasionantes días de La Movida sin necesidad de ver Cuéntame y tírate el rollo ante tus familiares mientras os atiborrais de torrijas. Tribus urbanas, artistas de vanguardia y cineastas manchegos travestidos, todos ellos en distintos grados de intoxicación, recorren en desordenado tropel una urbe culturalmente en llamas, bajo la beatífica mirada de Tierno Galván

¡¡¡ Y conservando el formato original de fotocopias torcidas!!!

Tú, que eres moderno, clica aquí y bájatelo: Ediciones Moulinsart. Febrero 1982