El número completo de Abril de1982, rigurosamente baidefeis

He aquí una nueva oportunidad de ahorrarte diez duros más los intereses de demora desde el 82, escapando además a la mirada ávida y algo congestionada de Luis de Windows.

En una nueva exhibición de generosidad magnánima, el holding Moulinsart hace disponible, sólo durante los próximos treinta años, el número completo de Abril de 1982, ahora sin necesidad de retratarse. Alivia esas neuronas que aún conservas rememorando, desde la comodidad de tu hogar, los gloriosos episodios de La Movida y tírate luego el pisto en Facebook o similares con autoridad propia de experto: ¡¡Tú estabas allí!!

Sólo necesitas un movimiento imperceptible de tus dátiles para pinchar aquí y obtener, en el formato original de fotocopias-no-demasiado-rectas,  el pdf con las 28 páginas incluyendo la entrevista con Alaska y los Pegamoides, las desventuras de los Zombies, las ilustraciones de Victor Coyote, el debut de Siniestro Total o los artículos sobre capos de la modernidad como Japan,  Bryan FerryPete Shelley de los Buzzcocks, Kraftwerk o The Pop Group, tremendo y visionario grupo que supera incluso los rigurosos controles de calidad del gran Alejo Alberdi, casi ná.

Y si aún no tienes los números anteriores, píllate aquí el de Febrero y, yo aún diría más,  aquí el de Marzo !!!!!!!!

Anuncios

Disco del mes: Los Nikis

Como habíamos conseguido editar tres números en tres meses con relativa soltura, ya nos veíamos como una revista seria y hasta teníamos “disco del mes“. En Abril de 1982 este rutilante honor correspondió al segundo EP de Los Nikis

En los últimos 30 años no he conseguido conocer a nadie que se llamara Ernesto, Luis Enrique o Aurelio sin que me entrara la risa. Los Nikis escribieron su nombre con letras doradas en nuestro particular Hall of Fame aquellos agitados días. Dejaron boquiabierto al personal con su propuesta ramoniana casi minimalista, su galería de personajes  y con algunos de los mejores conciertos que se recuerdan. Francamente no recuerdo si sonaban bien o mal, pero sí estoy seguro de que sonaban rápido y fuerte, dos valores seguros. Y luego estaban las letras, que no tenían desperdicio.

Con el tiempo parte de sus canciones se convirtieron en standards, ruido de fondo obligado de baretos varios y hasta en una boda les escuché el otro día, entre la Macarena y esa versión de I Will Survive cantada por los remeros del Volga que cae siempre. Incluso hay una que fue adoptada como himno por recuas de fachas descerebrados, lo que son las cosas. Está muy bien la biografía de Marín Deciso de lafonoteca.net, para el que quiera profundizar.

Precisamente nuestra única incursión en los medios digamos convencionales, tuvo como involuntarios protagonistas a los Ramones  de Algete: nos ofrecieron la oportunidad de colaborar en el programa Las Calles de Babilonia, que dirigía Moncho Alpuente y en el que colaboraba Merche Yoyoba, en Antena 3, que por aquel entonces era una radio. No recuerdo muy bien cuál era la idea, pero nos convocaron en el estudio de la calle Oquendo para una especie de prueba. Allí nos presentamos con nuestros discos, y cuando el productor de la radio escuchó el de los Nikis nos dijo que algo que sonaba tan mal no lo podían poner, una auténtica blasfemia, oiga. Y allí acabó nuestro brillante paso por la emisora, nunca más nos volvieron a convocar…

Siniestro Total en Ediciones Moulinsart

No es por tirarnos el rollo, pero estoy casi seguro de que nuestra reseña sobre Siniestro Total fue la primera que publicó un medio escrito.

En realidad se trataba de un tema de familia. Mi hermano Pepo salía con una chica, cuyo primo vigués tenía un grupo de punk rock. El primo en cuestión resultó ser Julián Hernández, , de modo que la primera maqueta, que ya incluía Ayatollah, Matar Jipis en las Cíes, Mario Encima del Armario, Purdey etc. acabó sonando en nuestro infame radiocassette al poco tiempo. La cinta llegó a manos de Jesús Ordovás por mediación de Pepo, y el resto ya es historia. En la Wikipedia, esa infalible fuente de saber, hay una biografía muy prolija que detalla todos aquellos avatares.
En nuestra tontuna juvenil ochentera, nos maravillaba que un grupo “no madrileño” fuera capaz de tales prodigios,  estábamos infatuados por las bellezas locales y eso nos agilipoyaba más de la cuenta.  También éramos bastante beligerantes con los medios de fuera, sobre todo de Barcelona,  que miraban con desconfianza a todos esos grupetes emergentes que no daban una nota en su sitio y que para nosotros eran intocables. Siniestro Total como Aurelio el Misionero, nos hicieron ver la luz. Treinta y tantos años después ahí siguen,  a sus espaldas una carrera llena de coherencia, frases lapidarias y  momentos gloriosos. Este fabuloso vídeo clip representa a la perfección los valores que defienden estos gallegos:

En esta carrera de grupo ya mítico han jugado un papel importante las versiones de otros artistas. Hay que señalar que por aquel entonces, cuando uno quería hacer un cover lo hacía y punto, no se era tan cuidadoso como ahora con el tema de permisos editoriales etc. Las versiones de Siniestro Total, muchas recogidas en el disco Gato por Liebre (1997), no tienen desperdicio y ya de paso aprovecho aquí para contar una batallita poco conocida al respecto: En la edición española de la banda sonora de la primera peli de Matrix, desde Warner se consiguió colar un tema de Piratas (Mi Matadero Clandestino) así que invitaron a Ferreiro y compañía (en aquella época su esfínter no era todavía objeto de succión por la nomenklatura indie) a amenizar el sarao de presentación en Barcelona. Andaba por allí Keanu Reeves que, algo pedo, acabó subiendo al escenario para tocar el bajo, y , buscando algún tema que se supieran todos terminaron tocando Minha Terra Galega, que el astro guiri conocía en su versión original Sweet Home Alabama, claro. Lamentablemente no había llegado la era del teléfono con cámara, y no hay testimonios audiovisuales de tan memorable lance, pero doy fe de que así sucedió.

Zombies a la gresca

En Abril de 1982 anunciaban su disolución los Zombies de Bernardo Bonezzi, después de haber lanzado dos álbumes con RCA mientras la mayoría de sus contemporáneos estaban empezando a grabar sus primeros discos. En nuestra incansable búsqueda de scoops, entrevistamos a los principales protagonistas de la ruptura para conocer su versión de los hechos. Bernardo, como padre de la criatura, y Alex de la Nuez, líder de la oposición.

Básicamente lo que pasaba, o al menos lo que nos contaron, era que Bernardo había creado el grupo como un vehículo para sus canciones, y Alex quería colocar también las suyas, o sea, lo de siempre. El resto de componentes del grupo tenían roles secundarios, y no dijeron ni mu. De Tesa se llegó a decir que se había caído en una marmita de sustancias y que se había visto obligada a retirarse temporalmente. Las imágenes son clicables por si alguien quiere leer más.

 El caso es que este fue el punto y final de un grupo muy singular, rico en influencias y bastante diferente de sus coetáneos. Creo que fue en aquella época cuando dieron un concierto en Caminos en el que Bernardo, por aquel entonces un esbelto pimpollo, salió al escenario vestido de juglar, ante el estupor generalizado de los parroquianos. Más tarde sacó aquello tan chocante de Bonezzi y St Louis, para terminar encontrando su camino en la composición de scores, con notable éxito. Alex por su parte recaló en Tequila brevemente, y junto a la Rosenvinge, a la sazón su consorte, montó Magia Blanca y posteriormente Alex y Christina, donde hizo chas etc.

Recientemente Bernardo ha vuelto a flirtear con el pop y ya circulan por Youtube algunos videos al respecto. En uno de ellos reaparece Tesa, y a juzgar  por lo que se ve, la teoría de la marmita puede que no estuviera tan descaminada. En fin, como dijo un sabio, hay cosas en la noche que es mejor no ver, pero si alguien dispone de  casi 6 minutos para arruinar sus recuerdos de juventud, esta es la oportunidad.

Radio en el Madrid de los primeros 80

Con la única excepción de Radio 3, en modo “aldea gala” desde hace ya mucho tiempo, el panorama radiofónico actual no puede ser más desertizante.

No hay cronista de la Movida que no dedique su atención al rol de la radio en aquellos agitados años y qué bien que hacen. Sin duda había muchos factores en danza, y todos tuvieron su parte de culpa, pero creo que si se suprimiera mentalmente del proceso el papel desempeñado por Onda 2 y Radio Popular, y en menor medida Radio Juventud,  la película hubiera sido completamente diferente. Y no sólo por la amplificación que hicieron del ruido que sonaba en la calle.

Una de las misiones de la radio debería ser educar la oreja del respetable. Y para eso hace falta contar con buenos prescriptores, que comuniquen bien y que gocen de libertad de movimientos. En aquellos años tuvimos la suerte de que así fuera, y disfrutamos de muchas horas semanales de radio decente. Supongo que sus respectivas emisoras eran pésimos negocios y eso les protegió temporalmente de las miradas inquisitoriales de los directivos, que ni se molestaban.  El resultado fue la forja de una generación de amantes de la música con cierto criterio, que orientados por aquella cuadrilla de micro- gurús , quedó envenenada de por vida por el bichillo del rock and roll, en sus diferentes subespecies.

Había cierta estrellitis en algunos locutores, era inevitable, y hubo quien  se montó sus bisnes como suele pasar. Pero si nos ceñimos a lo que salía por los altavoces, la propuesta era sumamente nutritiva. Un mismo locutor, Rafa Abitbol, hacía un turno de oldies a mediodía y otro de discos recién salidos del horno por la tarde, Mario Armero vaciaba su Revolver y Gonzalo Garrido reclutaba fans de Van Morrison. Manolo Fernández hacía su turno de country y Julio Ruiz alternaba últimas novedades con su amor confeso por Roxy Music… y por supuesto ya estaba Juan de Pablos, haciendo exactamente lo mismo que ahora. Y Jesús Ordovás y alguno más que me olvido fijo.  De sus propuestas y opiniones se alimentaba nuestro gusto musical y los contenidos de nuestras páginas  (imágenes clicables) . Entre todos nos enseñaron a unos cuantos, y muchos nos hemos dedicado profesionalmente a la música, algo harían bien.

Afortunadamente muchas de estas voces encontraron refugio en Radio 3 y algunas siguen en activo. Magro consuelo sin embargo para unas ondas bastante deprimentes en las que hasta la última antena rinde vasallaje al líder supremo  de la radio fórmula fusilando su receta y, eso sí, informando puntualmente de la hora en Canarias.

Y es que una sola emisora ( y mientras dure, cualquier día la tomarán al asalto ) no puede asumir el peso de atender, desbrozar  y apoyar razonablemente toda la música que hay en movimiento. Paradójicamente, ahora que es tan sencillo acceder a todos los repertorios de todas las épocas, casi han desaparecido las voces que ayudaban cada día a distinguir lo bueno.

Pruebas irrefutables de la existencia de Dios: Clio Goldsmith

Todo colectivo necesita una musa, así que nosotros no íbamos a ser menos. La nuestra fue Clio Goldsmith

Una cosa es que fuéramos de modernos y otra que no estuviéramos llenos de hormonas. Imposible pues resistirnos a esta diosa mediterránea de efímero paso por el mundo del cine. En varias ocasiones colamos sus fotos (rapiñadas sin el menor rubor de Vogue y otras revistas del ramo) en nuestras humildes fotocopias para acompañar los editoriales.

Clio Goldsmith, hija de un reputado militante ecologista, no hizo demasiadas películas y desapareció pronto del panorama. Eso sí, en las pocas cintas que protagonizó  aparece en porreta rigurosa durante buena parte del metraje, para mayor regocijo de sus fans. Hay que tener en cuenta que en un tiempo no tan lejano, la teta cotizaba en bolsa y el acceso a material de cierto voltaje se consideraba un triunfo. Ahora que el porno se ha convertido (como la música) en una commodity es difícil entender esto, pero lo cierto es que aquellas pelis de destape tenían su aquel. Clio, muy jovencita, era toda sensualidad, protuberancias y rizos generosos (en general) en un tiempo en que  cirugía y  depilación no constituían equipamiento de serie. Una auténtica natural woman , algo que la enlazaba gozosamente con las convicciones medioambientalistas de su progenitor.

Su naturaleza neumática fue sin duda lo que atrajo a su primer marido, heredero del imperio Pirelli, que la retiró de la farándula en tiempo real. Se desinfló la cosa sin embargo al poco tiempo y nuestra musa casó en segundas nupcias con un escritor británico, también de principios ecologistas, que es además hermano de la Duquesa Camilla . En la práctica este hecho virtualmente emparienta a la redacción de Ediciones Moulinsart con la Realeza Británica, ahí es nada.

Alaska y los Pegamoides: la entrevista de Ediciones Moulinsart

Mira por donde, también se acaban de cumplir 30 años de la publicación de Grandes Éxitos , primero y último de los Lps de Alaska y los Pegamoides (imagen de la-portada-que-no-fue por cortesía de Pedro Munster). En Abril de 1982 les entrevistamos para el fanzine, en su local de ensayo de Tablada 25.

Para nuestro floreciente emporio editorial, tener la posibilidad de entrevistar al que definíamos  como nuestro grupo favorito era un logro merecedor del Pulitzer. Nos atendieron como a un medio serio y no hicieron sentir estupendamente. Recomendamos encarecidamente la lectura de la entrevista: hay que tener en cuenta que se encontraban en un momento clave, por fin tenían un álbum en la calle pero también acababa de salir por la puerta Carlos Berlanga. Así que a la vez que despegaban, se iniciaba la cuenta atrás para su disolución…

Para muchos de los que enredábamos con la música en aquellos días, el lanzamiento del disco, y el éxito de Bailando supuso una inyección de moral. Después de una larga espera desde el primer EP perpetrado por Julián Ruiz (veáse Odio Africano), parecía que aquellas canciones nunca verían la luz. Los conciertos estaban reventados, el modernío se sabía las canciones y las  cantaba a grito pelado…  pero en Hispavox estaban a verlas venir y  no acusaban recibo. En el desbloqueo de la situación tuvo un papel clave Carlos Juan Casado (“hasta vamos a tomar café con él a veces” declaran)  alguien que sí se enteraba de por dónde venía el aire. La historia Pegamoide es extensa y no es este el foro para analizarla, si alguien quiere culturizarse está muy bien  esta bio.

A lo que íbamos. En aquel momento no había ningún otro grupo con el carisma  de  Alaska y los Pegamoides y el hecho de que por fin tuvieran un disco de verdad, y encima con  éxito supuso un espaldarazo a todo lo que se estaba haciendo a pie de calle, por fin parecía que aquello arrancaba.

En la entrevista ya se perfilan los personajes que conocimos luego bajo otras banderas: Nacho habla con la claridad que le ha caracterizado siempre, y reparte su admiración entre los Exploited, los UK Subs, Jermaine Jackson y Depeche Mode. Eduardo confiesa su devoción por Bauhaus, Killing Joke y compañía, y Ana, ya vampiresada en la época, también. Olvido, diplomática,  menciona a los Nikis y Gabinete. Y, así en general,  la lengua no se la muerden mucho.

Las imágenes son clicables así que si quieres leer más, ya sabes.

Ilustraciones originales de Victor Coyote: mods, rockers y otras especies

Sé Rocker, no gilipoyas. Pero cuidado con el Romántico.El gallego multidisciplinar por excelencia nos cedió tres bonitas ilustraciones para el número de Abril, escenas de  tribus urbanas con bastante coña, en las que hacía gala de su buena y variada técnica (las imágenes son clicables). 

Victor Coyote no era un rocker al uso, eso es seguro. Ilustrador, pintor, cantante y performer, en aquella época  sus Coyotes pisaban terrenos próximos al psychobilly en temas como Extraño Corte de Pelo o La Estación Fantasma. Más adelante vendrían sus himnos latinos visionarios y sus experimentos variados. Al tipo no se le puede acusar de inmovilista, desde entonces no ha parado de hacer cosas, y lo que le queda…

El no es un mal chico

Hoy no es tu día. Los Rockers no son buenos, los Hell Angels tampoco.

Particularmente me gusta mucho una  serie de video-singles que subió a Youtube hace algún tiempo.

Este es mi favorito: Profesor Punk.

Abril de 1982

… bueno pues ya casi nos hemos puesto al día. Hoy empezamos con los contenidos del tercer número del fanzine, Abril de 1982. La verdad es que el esfuerzo de publicar mensualmente no era moco de pavo, pero lo íbamos consiguiendo, y además con un modesto éxito de ventas.

Después de haber agotado el primer número y las dos tiradas del segundo, ya nos veíamos como una especie de New York Times de andar por casa, de modo que pisamos el acelerador y publicamos una tercera entrega. Ya lo decíamos en el editorial: “…puede que no seamos los más leídos, pero sin duda somos los más pesados de todos”  y, como puede comprobarse, la tendencia permanece inalterable tres décadas más tarde…

Como no éramos el único fanzine en circulación, y para diferenciarnos de la competencia , en Abril nos tiramos el rollo y ampliamos a 32 páginas (los números anteriores tenían 24) manteniendo el precio de 50 pesetas. Además de más trabajo de redacción suponía un problema para doblar y grapar los ocho dípticos, pero eso era lo de menos.

Felizmente venidos arriba, para la portada utilizamos un alzado de la Unidad de Habitación de Marsella de Le Corbusier,  una cosa un tanto “arty-farty” , más que nada porque era un dibujo a línea, óptimo para la fotocopiadora. El único que acusó recibo fue Sigfrido Martín Begué, todo un dandy y habitual del Rockola,  que por aquel entonces estudiaba arquitectura y que desarrolló luego una brillante carrera también como pintor.

Y como empezábamos a disfrutar de cierta credibilidad, ya conseguíamos alguna entrevista de peso, y en Abril tuvimos oportunidad de hablar con Alaska y los Pegamoides y con los Zombies, que acababan de partir las peras. También hicimos una primera colaboración con Victor Coyote como ilustrador… pero ya lo iremos viendo todo.

Y para dar un poco de cera en las noticias cortas tomamos prestada una página de Tintin en el Tibet a la que Javier Carrascal, improvisado calígrafo para la ocasión, cambió hábilmente los textos para ofrecer las últimas novedades y repartir un poco de odio africano (clica en la imagen para agrandarla).